viernes, 30 de diciembre de 2016

jueves, 29 de diciembre de 2016

martes, 27 de diciembre de 2016

60 recomendaciones para intervenir el TDAH en el aula

Basado en: Edward M. Hallowell, MD and John J. Ratey MD (c) 1992 Modificado y ampliado por el DM. Psiquiatra infantil Joaquín Díaz Atienza.

http://www.slideshare.net/fundacioncadah/60-recomendaciones-tdah-pdf?ref=http://www.fundacioncadah.org/web/articulo/60-recomendaciones-para-intervenir-el-tdah-en-el-aula.html

Fuente: Fundación CADAH


sábado, 24 de diciembre de 2016

Navidad y Año Nuevo 2017


ORIENTA

y todo su equipo humano, 

deseamos que vuestros sueños crezcan hasta hacerse reales

 


 



Gerencia Proyecto ORIENTA y equipo de colaboradores

martes, 20 de diciembre de 2016

Aprender a estudiar. Cuadernos.

Sácale todo el partido a tu tiempo de estudio con estas técnicas instruentales, incrementa tu rendimiento y obtén tus mejores resultados!!

https://drive.google.com/file/d/0B7CiB49EbIrscm9PQ1BUV0hQeDg/view?usp=sharing

https://drive.google.com/drive/folders/0B7CiB49EbIrsQkZ0d3U5NXd4RWs

https://drive.google.com/drive/folders/0B7CiB49EbIrsQkZ0d3U5NXd4RWs

https://drive.google.com/drive/folders/0B7CiB49EbIrsQkZ0d3U5NXd4RWs

Descárgalos de la mochila!

Fuente: grupo de orientadores del Campo de Gibraltar

lunes, 19 de diciembre de 2016

Matemáticas atractivas

¿Qué es tan atractivo de las matemáticas?

Muchos las temen, pero otros las aman. Las matemáticas pueden llegar a seducir a más de uno, sea experto o no en las exactas, y éste es el caso de Cédric Villani. En esta charla nos relata por qué las matemáticas son tan bellas y los objetivos que esconden tras de si.

https://www.youtube.com/watch?v=Kc0Kthyo0hU&index=1&list=PLIodBwAtUXNQmWC4TdYmc_dfhNIScMnpv 

Fuente: TED.com

TDAH. Guía práctica para educadores

Os recomendamos esta práctica guía en la que encontraréis pautas generales y también orientaciones ante situaciones concretas, entre otra información de mucha utilidad.

https://drive.google.com/file/d/0B43qYPQSKL9IWjFFWXFMZldLNG8/view?usp=sharing

Fuente: Fundación ADANA

domingo, 18 de diciembre de 2016

Trastorno del aprendizaje No Verbal

El trastorno de aprendizaje no verbal (TANV) es un problema todavía poco conocido y diagnosticado, por tanto, que no recibe el tratamiento psicopedagógico adecuado, en muchas ocasiones.

http://familiaycole.com/2012/12/06/trastorno-de-aprendizaje-no-verbal-y-asperger-diferencias/

El TANV es un trastorno de aprendizaje cuyos síntomas diana se centran en una alteración de las funciones tradicionalmente atribuidas al hemisferio derecho: orientación espacial, visiopercepción, estructuración espacial, psicomotricidad fina y aspectos pragmáticos del lenguaje.

Diferencias con el Síndrome de Asperger:

El síndrome de Asperger en un trastorno generalizado del desarrollo caracterizado por una alteración significativa de la comunicación, de la interacción social y con la presencia de una conducta inflexible.

ALGUNAS DIFERENCIAS
Los indicadores que pueden ayudar a diferenciarlos son los siguientes:

1. Afectación de la comunicación e interacción social
En los niños y niñas con SA las dificultades comunicativas y de interacción social están más afectadas, forma parte del núcleo del problema. Parece que no existe teoría de la mente (capacidad de entender que el otro tiene su propia mente y perspectiva) y tampoco suelen estar presentes conductas que regulan la interacción social, por ejemplo, mirar a los ojos. Las dificultades pragmáticas son más evidentes.
En el caso de los niños con TANV, aunque hay dificultades, no están tan afectadas y no forman parte de sus síntomas diana. Parecen más bien consecuencias del núcleo del problema. Por ejemplo mantienen el contacto ocular, se les puede interrumpir al hablar, respetan el turno de palabra…
En las personas con S.A. otros aspectos del lenguaje como la prosodia, el tono de voz o cierta sensación de pedantería están más acusados. Al contrario, las personas con TANV pueden presentar un todo de voz o prosodia peculiar, pero no tan acentuado como en los S.A.

2. Conducta inflexible
Las personas que padecen SA parece que mantienen una conducta más inflexible, son más resistentes a los cambios y tienen más dificultades para anticipar situaciones novedosas. Suelen presentar con más frecuencia estereotipias, rituales y rutinas.
En el TANV la conducta es más flexible y no suelen encontrarse estereotipias, ni rutinas o rituales. Aunque les cuesta adaptarse a situaciones novedosas e incluso anticiparlas, no hay gran resistencia a estas situaciones.

3. Funciones ejecutivas
Algunas funciones ejecutivas están más afectadas en el caso del SA que en el de TANV. Por ejemplo, los niños con SA tienen muchas dificultades de anticipación, de flexibilidad cognitiva e incluso conductual, de forma que toleran muy mal los cambios en las rutinas diarias. Por su parte, los niños con TANV no presentan como síntomas principales esa afectación de las funciones ejecutivas y no suelen presentar problemas de flexibilidad conductual.

4. Orientación espacial
Las personas con TANV tienen especiales problemas de orientación y estructuración espacial, dificultades motrices, mala letra y dificultades en habilidades como recortar, dibujar… Otros aspectos afectados, parecen ser más bien consecuencia de estas dificultades.
Las personas con S.A. también pueden tener dificultades en estos aspectos, pero no constituyen el núcleo de su problema. además, pueden tener una habilidad especial para recordar itinerarios o recorridos, algo que no es frecuente en los niños y niñas con TANV.

Fuente: Jesús Jarque. Familia y Cole

viernes, 16 de diciembre de 2016

Miedo a hablar en público? eso es glosofobia

La glosofobia o el miedo a hablar en público

Micrófono, 3D, Arte, Batidora

La glosofobia, entendida como el miedo a hablar en público, tiene un síntoma específico y fácilmente reconocible: la reacción de lucha o huida que acelera la frecuencia cardíaca, tensa los músculos, remueve el estómago y aumenta la presión arterial y la sudoración. Las personas que tienen miedo a hablar en público notan cómo estos factores influyen en la comunicación: temblor en la voz, repetición de muletillas, velocidad exagerada o bloqueo absoluto.

Existen muchos métodos para lograr suavizar este problema y cada uno puede optar por el que mejor le funcione o quizá por crear uno nuevo para sí mismo. Os dejamos algunas herramientas para ello:
  • Prepararse también significa conocer al público: a veces nos olvidamos de que lo más importante de la comunicación verbal es hacer llegar al otro lo que queremos transmitir y retroalimentarnos mutuamente.Por ejemplo, cuando tenemos una exposición sobre un tema concreto, el público asiste a informarse sobre algo en lo que está interesado, nos escuchará y nos hará preguntas. Una buena técnica, en ese caso, es tratar de intuir posibles preguntas en base a la información que vamos a dar.
  • Emplea técnicas de relajación: tenemos a nuestra disposición miles de recursos que pueden ayudarnos a respirar hondo y afrontar la situación moderadamente. Bien en libros o en la web encontrarás muchos de ellos.
  • Tenemos la posibilidad de hacer cursos que nos ayudan: al igual que las técnicas de relajación, también existen cursos realizados exclusivamente para ayudarnos. Comentar y analizar lo que nos ocurre hará que el problema sea más llevadero.
  • Persona precavida vale por dos: tendremos media exposición en el bolsillo si tenemos en cuenta que pueden ocurrir algunas cosas y lo prevenimos de antemano o buscamos posibles soluciones. Este es el caso de problemas tecnológicos, por ejemplo.
  • La tecnología es el apoyo, no un sustituto: está claro que los elementos electrónicos pueden tranquilizarnos si estamos familiarizados con ellos, pero esconderse tras un ordenador o un “power point” no es una buena idea. Utiliza el apoyo para sentirte más seguro, pero no hagas recaer el peso sobre él.
  • La comunicación es un hecho diario, no esporádico: exactamente los casos de glosofobia suelen darse en exposiciones profesionales, académicas, etc. Sin embargo, el miedo a hablar en público se extiende a la comunicación ordinaria: hay a quien le cuesta relacionarse verbalmente y expresar sus emociones u opiniones con los demás. Por ello, busca gente cercana con la que sepas que puedes sentirte más cómodo y enfrenta el miedo gradualmente: los amigos o la familia te ayudarán mucho a conseguirlo.
Fuente: La mente es maravillosa

jueves, 15 de diciembre de 2016

Técnicas de relajación para niños

Basadas en el método de relajación progresiva de Jacobson.

Puede  ayudar a mejorar ansiedad, déficit de atención, impulsividad.l… Es conveniente, que el niño se entrene realizando estas actividades dos veces al día hasta su automatización. Una vez interiorizadas, el niño podrá utilizarlas en aquellas situaciones que le generen tensión. Os dejamos nuestro nuevo video ideal para que nuestros niños y bebes se relajen y se duerman. Se trata de música instrumental con imágenes que ayudan a que nuestros niños se queden más tranquilos.

VIDEOS CON MÚSICA RELAJANTE 

https://www.youtube.com/watch?v=etpL85dgruQ&list=PLTYyEll1l9XdWsTFUpj9-On3bWKRjBIO9&index=1
 
https://www.youtube.com/watch?v=6drlkVZzdI8&index=1&list=PLTYyEll1l9XdWsTFUpj9-On3bWKRjBIO9

Creador de la música César García-Rincón De Castro que amablemente nos la ha cedido para este video. Si quieres comprar esta música tan creativa y espectacular. Diseñada especialmente para la relajación entra en su página de la google play.
TÉCNICAS de relajación para niños incluye video con música relajante
DESCARGA LAS TÉCNICAS

Fuente: OrientaciónAndújar

martes, 13 de diciembre de 2016

VUESTRA VOZ. TDAH. Reflexiones

Ana Cobos, presidenta de COPOE escribe, como orientadora, sobre el TDAH.
Reproducimos sus reflexiones
http://www.magisnet.com/noticia/21960/blog-de-ana-cobos/unas-reflexiones-sobre-el-tdah-desde-la-orientacion-educativa.html

El TDAH existe
 
En principio, hay que comenzar diciendo que el TDAH existe, pues hay quienes (incluso entre los profesionales) consideran que simplemente se trata de niños malcriados que no saben comportarse. Cierto es que observamos un número creciente de niños con comportamientos alterados por unas pautas educativas inadecuadas, son además comportamientos disruptivos que molestan, llaman la atención y perjudican la convivencia por lo que son muy visibles y sufridos. Sin embargo, cuando hablamos del TDAH nos referimos a un trastorno neurobiológico que tiene un fundamento orgánico, basado en dificultades constatables en el sistema nervioso, concretamente en la neurotransmisión entre neuronas.

Por consiguiente, no es lo mismo un niño nervioso o maleducado que un TDAH. En mis años de estudiante de licenciatura formándome como pedagoga, todavía se estudiaba este trastorno como “disfunción cerebral mínima”, lo que ayudaba a diferenciar que existen niños con este trastorno y otros más nerviosos o movidos. El término “hiperactividad” se ha introducido en el lenguaje cotidiano y son muchos quienes se autodefinen como hiperactivos porque trabajan mucho o tienen mucha vida social, lo que ha contribuido a confundir aún más el término entre la población en general y en particular entre los profesionales. Lo peor de todo este embrollo es que ha influido en el diagnóstico, pues ante las dudas o creencias sobre la existencia del TDAH, en ocasiones no se ha diagnosticado como tal y en otras, siendo el profesional demasiado “creyente” se ha sobrediagnosticado.

El TDAH es difícil de diagnosticar
 
Quienes trabajamos en el sistema educativo sabemos que existen muchos errores de diagnóstico en el TDAH. Si el profesional, tanto clínico como educativo, no tiene suficiente formación e información sobre el trastorno puede dejar pasar muchos casos y no diagnosticarlos. Éstos, probablemente, emergerán con mucha fuerza en la adolescencia, cuando sean muy difíciles de abordar y hayan desembocado en problemas terribles como adicciones, delincuencia o trastornos psiquiátricos. Por otro lado, existen profesionales con tendencia a ver niños movidos como TDAH y a sobrediagnosticar, es decir, colocar la etiqueta a alumnado que realmente no padece el trastorno. De ambos fenómenos sabemos fehacientemente quienes trabajamos en el sistema educativo.
Para conseguir un mayor rigor en el diagnóstico del TDAH necesitamos una mayor y mejor formación de los profesionales implicados y un trabajo coordinado, basado en protocolos conjuntos de los servicios de salud y educación. A este respecto es necesario recordar que en el sistema educativo no emitimos diagnósticos clínicos, sino evaluaciones psicopedagógicas y que el diagnóstico de un trastorno relativo a la salud mental es solo competencia de los servicios de salud mental, nunca del sistema educativo. El papel del profesional de la orientación se circunscribe al ámbito educativo.

El papel del profesional de la orientación en el TDAH
 
Los orientadores somos los profesionales que primero nos acercamos al trastorno, en muchas ocasiones antes incluso que los profesionales de la salud, ya que recibimos las demandas de las familias y del profesorado cuando observan que el niño o la niña no tiene un comportamiento normalizado, que “algo le pasa”. Muchas veces, estas demandas se reciben entre lágrimas y desesperación cuando ya la madre o el profesor han intentado varias estrategias y ya “no saben qué hacer”.

Como primer paso, es necesario que realicemos un proceso de evaluación psicopedagógica. En este proceso de evaluación es necesario contar con la participación de cuantos más agentes mejor. Es imprescindible acudir a los informes médicos para establecer una anamnesis del desarrollo del niño desde su nacimiento. Asimismo, es preciso recabar toda la información posible del entorno familiar y escolar para delimitar las dificultades y fortalezas del alumno o alumna en cada contexto, así como las intervenciones que resultan más exitosas.

Como instrumentos para recopilar toda esta información, los profesionales de la orientación utilizamos fundamentalmente: entrevistas, escalas de observación y pruebas psicométricas.

Basado en este proceso de evaluación se emitirá un informe psicopedagógico en el que se describirán los comportamientos del alumno en el sistema educativo, su estilo para el aprendizaje, así como las variables cognitivas, sociales y emocionales que le influyen en su desarrollo educativo. Con todo ello se delimitarán las necesidades educativas, estrategias de enseñanza y las propuestas de intervención en el contexto educativo, así como las orientaciones para que estas pautas escolares mantengan la coherencia de intervención en el contexto social y familiar.

En este informe, los profesionales de la orientación podremos manifestar que nos encontramos con un caso de posible TDAH a valorar por los servicios de salud mental. Para establecer conclusiones sobre el diagnóstico es imprescindible que los servicios de salud mental o psiquiatría infantil emitan un informe clínico donde se concluya un diagnóstico clínico, porque insisto, el informe que emitimos los orientadores se circunscribe al contexto educativo y por consiguiente, es un informe psicopedagógico.

La intervención ha de ser multimodal
 
Mucho se ha hablado del abordaje educativo del TDAH e incluso, en ocasiones, hemos podido asistir a la polémica de si es conveniente o no el empleo de fármacos para este tipo de niñas y niños. Desde mi punto de vista, creo que quienes consideran que las niñas y niños con TDAH no deben medicarse es porque nunca han visto un caso real en vivo, pues cuando uno se encuentra con un alumno con este trastorno sin medicar, no se tienen dudas al respecto.
Sin embargo, la medicación por si sola no arregla el problema. La investigación y la experiencia demuestran que la intervención en TDAH ha de ser multimodal y basarse en tres pilares:

• Atender a lo orgánico: tratamiento farmacológico. Este aspecto es fundamental para poder abordar la intervención educativa pues al alumno con TDAH hay que “pararlo” para que pueda comenzar a aprender, para que centre su atención y pueda avanzar en su desarrollo.
• Atender a lo psicológico: tratamiento psicoterapéutico. Como trastorno de índole psíquico, necesita de este tipo de intervención para que el niño o joven aprenda a autorregular su conducta, pensamientos y emociones para situarse en el mundo con éxito.
• Atender a lo educativo: intervención psicopedagógica. Consiste en la puesta en marcha de las medidas educativas y de atención a la diversidad que contribuyen al desarrollo de los objetivos previstos del sistema educativo para las niñas, niños y jóvenes, es decir, los que éste prevé para la ciudadanía: formación integral como ciudadanos y cualificación profesional.

Los tres pilares son igualmente imprescindibles para que cada niño o niña con TDAH evolucione favorablemente y por consiguiente es necesario atender a cada niño desde los tres simultáneamente, sin excluir ninguno. Asimismo, es indispensable la coordinación entre los profesionales responsables de cada ámbito: pediatra, psicoterapeuta y orientador; y a su vez, de todos ellos con la familia.

La atención al TDAH precisa de mayor respaldo institucional
 
La necesaria coordinación entre profesionales para el abordaje del TDAH no puede dejarse en la voluntariedad de cada profesional, siendo precisamente estas especialidades profesionales muy demandadas en nuestra sociedad y muy sobrecargadas de trabajo, exigencias y responsabilidades.
Las instituciones y la administración deben hacer una apuesta firme porque esta coordinación exista, estableciendo protocolos de intervención que sean conocidos por las familias y por los profesionales y que tengan todas las facilidades para que puedan llevarse a la práctica y así poder demostrar su eficacia en la prevención, detección e intervención en el TDAH.
Las entidades que necesariamente han de estar implicadas son las siguientes: administraciones educativas, de salud, servicios sociales y justicia (pues sabemos la correlación que existe entre el TDAH y las infracciones de menores, por ejemplo). Además debe implicarse a colectivos directamente relacionados con este asunto como son: asociaciones y colegios profesionales de investigadores, pediatras, médicos, psiquiatras, psicólogos, pedagogos, orientadores y especialmente familiares y personas con TDAH.

Es imprescindible que nuestra sociedad comprenda el TDAH
 
Todo lo expuesto necesita de la sensibilización de la sociedad y no la visibilización puesto que el problema es muy visible. Lo que se necesita es un cambio de perspectiva en la visibilización, lo que se conseguirá con la sensibilización hacia el mismo. La sensibilización que necesitamos es la comprensión hacia el fenómeno y que lo que en nuestra sociedad se percibe como un niño maleducado sin más, admita poco a poco la posibilidad de considerarse un trastorno que acarrea unos comportamientos involuntarios, tan indeseables para quien los padece como para quienes le rodean.
He escuchado en muchas ocasiones a mi director de tesis doctoral, mi admirado Miguel Ángel Santos decir que: “la letra con sangre entra, si, pero con la sangre del profesor”. Este pensamiento sigue muy presente en mi práctica cotidiana como orientadora, especialmente cuando me propongo dinamizar a un equipo de profesorado para trabajar “a favor” de un alumno cuando ellos perciben que este mismo alumno está “en contra” de su trabajo e iniciativas y solo les interesa “reventarles la clase” o “provocar la expulsión”. Es difícil para todos, pero merece la pena luchar por ello, porque quienes más sufren esta incomprensión son los propios afectados, niños y niñas que tienen el derecho a crecer felices y a desarrollar al máximo sus potencialidades. Dicho de otro modo, podemos interpretar las conductas disruptivas de un alumno con TDAH como si nos estuviera diciendo: Apóyame más cuando menos me lo merezco porque es cuando más lo necesito. Por eso, no podemos olvidar que “su derecho es nuestra obligación”. Tan importante es hacer valer este derecho del menor con TDAH como concienciar a la sociedad de la obligación que tiene de proporcionarle las necesarias oportunidades.

Fuente: Magisnet. Ana Cobos.

domingo, 11 de diciembre de 2016

Selectividad 2017


http://www.mecd.gob.es/servicios-al-ciudadano-mecd/dms/mecd/servicios-al-ciudadano-mecd/participacion-publica/abiertos/evaluacion-bachillerato-acceso-universidad/evaluacion-bachillerato-acceso-universidad.pdf


PRUEBAS ACCESO UNIVERSIDAD 

 - La evaluación final de Bachillerato:
  • Se realizará exclusivamente para el alumnado que quiera acceder a estudios universitarios.
  • Será similar a la Prueba de Acceso a la Universidad, aunque con dos importante diferencias: Por un lado, la Evaluación tendrá por objeto las competencias en los términos establecidos en los currículos de ESO y Bachillerato aprobados en desarrollo de la LOMCE (Real Decreto 1105/2014, de 26 de diciembre); y por otro, se avanza en la uniformidad de la prueba, que deberá ajustarse a las características, fechas y contenido que se establezcan mediante Orden del Ministro de Educación, Cultura y Deporte.
  • No tendrá otros efectos académicos que los del acceso a la universidad.
  • Se limitará a las materias troncales generales del último curso, y las materias troncales de opción para subir nota.

 La nueva prueba de acceso a la Universidad tendrá al menos un 70% de contenidos comunes en toda España. Así lo establece el último y previsiblemente definitivo borrador de orden ministerial, que determina las características de esta evaluación que los alumnos de 2º de Bachillerato tendrán que realizar el próximo junio si quieren cursar una carrera universitaria.

La calificación obtenida en la prueba que realicen los alumnos que quieran acceder a la universidad será la media aritmética de las calificaciones numéricas de cada una de las materias generales del bloque de asignaturas troncales expresada en una escala de 0 a 10 con dos cifras decimales y redondeada a la centésima. Esta calificación deberá ser igual o superior a 4 puntos, para que pueda ser tenida en cuenta en el acceso a las enseñanzas universitarias oficiales de grado.
La calificación para el acceso a estudios universitarios de este alumnado se calculará ponderando, como hasta ahora, un 40% la calificación de la prueba señalada en el párrafo anterior y un 60% la calificación final de la etapa. El resultado de esta ponderación tiene que ser igual o superior a 5 puntos para entrar a la Universidad.

La calificación obtenida en cada una de las materias de opción del bloque de asignaturas troncales de la prueba señalada anteriormente podrá ser tenida en cuenta para la admisión a las enseñanzas universitarias oficiales de Grado cuando tenga lugar un procedimiento de concurrencia competitiva.

Las administraciones educativas, en colaboración con las Universidades, que asumirán las mismas funciones y responsabilidades que tenían en relación con las Pruebas de Acceso a la Universidad, organizarán la realización material de la prueba señalada en el párrafo anterior para el acceso a la Universidad. No obstante, cada administración educativa podrá delimitar el alcance de la colaboración de sus universidades en la realización de la prueba.

TÍTULO DE BACHILLERATO

Los alumnos que se encuentren en posesión de un título de Técnico o de Técnico Superior de Formación Profesional o de Técnico de las Enseñanzas Profesionales de Música o de Danza podrán obtener el título de Bachiller cursando y superando las materias generales del bloque de asignaturas troncales de la modalidad de Bachillerato que el alumno elija.

Fuente: Ministerio de Educación